Click here for english version

  Porque se demoran las entregas,la gran crisis de los chips 




Porque se demoran las entregas,la gran crisis de los chips
Publicado: 2021-11-18

Los sectores automotor, electrónico y manufacturero enfrentan una crisis a nivel mundial que esta siendo impulsada por los graves problemas logísticos, haciendo que estos sectores fuesen los más golpeados por una demanda global que ha limitado la producción y un desastre logístico que no pueden controlar.

 

 

Una situación que ha puesto en jaque a cientos de industrias que se derivan de las mencionadas anteriormente, y por consecuente a la economía misma, los cierres indiscriminados y lo que ello implica para los sectores productivos son uno de los agravantes previsibles ante esta situación. Pero la reactivación comercial trajo nuevas demandas y desafíos. Hoy, se habla de una crisis de suministros de contenedores, que, entre otras cosas, ha impulsado la escasez de chips y semiconductores, afectando a industrias como la automotriz, manufacturera y, por supuesto, tecnológica, golpeando la producción de celulares, juegos de suerte y azar, y consolas de videojuegos, hecho que persistiría hasta 2023.

 

Para comprender cual es la raíz de esta situación tan dramática a nivel mundial, se debe comenzar por comprender que el transporte del mismo no es el factor fundamental o un elemento de mucho peso en este problema. Pero si, la reducida cantidad de inventario existente y lista para ser despachada.

 

 

Nos encontramos en una situación paradójica, pues esta semana, se conmemora medio siglo del primer microprocesador de Intel, piedra angular de la tecnología moderna.

 

El mundo que se vio obligado a estar altamente dirigido por la tecnología debido a las medidas de aislamiento que provoco el Covid-19, incrementando la demanda de consolas para videojuegos, computadores, celulares para redes 5G, equipos médicos y hasta automóviles.

Sin embargo, el ritmo de fabricación y distribución de los chips que les permiten funcionar no se ha sabido adaptar a este frenesí, llegando a protagonizar lo que hoy se conoce como la crisis de los chips.

 

Una reducida cantidad de elementos primarios, han complicado la producción de estos microchips que son las piezas claves de los productos. Incluso, los grandes productores como Intel, Samsung, Texas Instruments, Nvidia, Qualcom o AMD han debido salir a anunciar una incapacidad para producir la cantidad necesaria de piezas a un ritmo frenético y al que no se habían enfrentado antes.

 

Si bien durante la pandemia se logró suplir la necesidad para conectar y mantener comunicado al mundo mediante dispositivos electrónicos, la apertura de fábricas de producción de otra cantidad de elementos que también emplean los chips como parte fundamental de su ensamble, obligó a incrementar, sin mucho éxito, el ritmo de elaboración.

 

Una muestra visible de la crisis son los interminables tiempos de espera a la hora de comprar un vehículo en Colombia en estos momentos. En empresas como Toyota, dependiendo del modelo los tiempos de espera para la entrega de su vehículo van desde los 3 meses hasta año y medio sin importar si lo paga de contado.  

 

Renault, aseguró en octubre que reduciría mucho más de lo pensado la producción de automóviles. La firma francesa fabricará alrededor de 500.000 vehículos menos, lo que equivale a casi una quinta parte de la producción del año pasado en medio de la falta de componentes. De hecho, ante la suspensión de trabajos en grandes fábricas de vehículos, las ventas en Europa parecen van a caer por debajo de los niveles más precarios de 2020.

 

 

 

 

Volvo y Volkswagen AG, no prevén que la producción de automóviles en Estados Unidos vuelva a niveles normales hasta el segundo semestre de 2022 tras los brotes de covid-19 en Malasia que provocaron una nueva ola de problemas en la cadena de suministro.

 

Otra de las compañías que ha destacado las serias consecuencias por la escasez de chips ha sido Apple, que proyectaba un recorte en sus objetivos de producción del iPhone 13 para 2021 visualizado en hasta 10 millones de unidades. La compañía esperaba producir 90 millones de nuevos modelos de este celular para el último trimestre del año, aunque ya ha mencionado que el total será menor debido a que Broadcom Inc y Texas Instruments Inc están teniendo problemas por entregar componentes suficientes.

 

“Creo que con la pandemia estas cosas han cambiado de forma permanente, con lo cual vamos a ver cómo se construyen nuevos ordenadores” Jensen Huang, CEO de Nvidia, productor de chips

 

 

 

Abrir nuevas instalaciones para la creación de chips supone una inversión multimillonaria, lo que cierra la puerta a la aparición de nuevos fabricantes y ha hecho que las industrias dependan enteramente de unos pocos conglomerados.

 

Este paradigma, se vive igual en los manufactureros de maquinas para casinos, pues es una industria que sin duda necesita de chips para poder poner en funcionamiento sus productos. Es de esperar tiempos de entrega amplios, escasez de productos e incremento de precios argumentado por el elevado precio del dólar, la complicada situación logística y ahora la crisis del chip.

 

La crisis también debe leerse desde un lado político

 

 

Para 2020, las ventas de semiconductores llegaron a US$439.000 millones, lo que representó un incremento de 6,5 % frente a los números registrados en 2019 (US$412.300 millones), de acuerdo con la SIA, gremio global de los fabricantes de esta tecnología. Las cifras demostraron la creciente demanda de chips que llegó con la pandemia, crisis que, además, tuvo sus primeros efectos en Asia, en donde se aloja una porción importante de fábricas de estos dispositivos.

 

Desde la era Trump, Estados Unidos ha incluido a más de un centenar de empresas asiáticas en su lista de bloqueo con el fin de impedirles acceso a tecnología estadounidense sin una autorización específica.

 

Washington argumenta que busca defender la propiedad intelectual de empresas locales, muchas de ellas diseñadoras y comercializadoras de chips y semiconductores, sin embargo, China lo ha interpretado por el contrario como una jugada para bloquear a compañías asiáticas del mercado occidental.

 

El pasado junio el Senado estadounidense aprobó US$50.000 millones para apoyar al sector de los microchips en su paquete de financiación y reactivación. China, tampoco se ha quedado atrás en esta lucha donde destino aproximadamente US$170.000 millones en los últimos siete años para apoyar este sector.

 

Ambos países saben que quien domine esta tecnología tendrá el músculo suficiente para impulsar la fabricación de equipos de telecomunicaciones para las próximas redes 5G, el diseño de celulares o el manejo de datos para usos industriales y ciudades inteligentes, por ejemplo.

 

En estas tensiones geopolíticas también entra a jugar Taiwán, uno de los principales fabricantes de chips en el mundo, junto con Corea del Sur. Las tensiones entre China y Taiwán han escalado hasta el punto en que medios chinos señalaron que el presidente Xi Jinping le dejaría claro al mandatario estadunidense Joe Biden que “China se reunificará con Taiwán sin importar el costo”.

 

 

 

En este escenario se enmarca una de las principales crisis económicas que aquejan al mundo y que ha retrasado la recuperación de varias potencias. EE. UU., Europa y China están dispuestos a dar la pelea y quedarse con el mayor pedazo de la torta: anunciaron planes de inversión de US$52.000, US$15.000 y US$80.000 millones respectivamente para los próximos tres años exclusivamente en este sector.

 

El efecto de una ausencia en un flujo regular de suministros, o lo que también se ha conocido como la crisis de los chips, no solo se limitará a una escasez de productos en el mercado, sino que naturalmente los precios se elevarán, lo que a su vez repercutiría en una presión inflacionaria que pondría en aprietos la economía. Esto por cierto, obligara a todos los afectados a evolucionar, y adaptarse a las realidades del mercado, en lo que seguramente encontraran una solución para poder cumplir con la demanda de sus equipos.

 

Como te pareció este material?
¿Cómo te pareció esta noticia?

me encanto el articulo de Mundo Video

1

Me encanto

me gusto el articulo de Mundo Video

5

Me gustó

no me gusto el articulo de Mundo Video

0

No me gustó

punto de venta online mundo video

No te puedes ir sin leer estas noticias!


5 casinos colombianos entraron a la lista del mayor operador de la industria de casinos en Latinoamérica 

Porque se demoran las entregas,la gran crisis de los chips

Varios casinos Colombianos, entraron a la lista del mayor operador de la industria de casinos en Latinoamérica la cual va desde Argentina hasta Panamá, e incluye casinos, hoteles, restaurantes, centros de eventos y spa, opera 15 de los 26 casinos de juego en Chile a los que se suman 12 operaciones ubicadas en Argentina, Colombia, Panamá, Perú y Uruguay.

 

 

Todo comienza en agosto de 2020, donde dos hermanos chilenos, Claudio y Humberto Fisher, compraron por 160 millones de dólares el 65% de acciones de las inversiones latinoamericanas del grupo Sun International. Con esta inversión, la compañía de los hermanos Fisher, Nueva Inversiones Pacífico Sur, se convirtió en la única propietaria de la compañía de casinos y salas de juego Sun Dreams, que opera en Colombia, el Casino Bocagrande en Cartagena de Indias, y dos en Bogotá, Casino New York Diver Plaza 2 y New York Casino El Edén.

 

 

Ahora, los Fisher se convirtieron en los socios mayoritarios de la empresa que dará origen al mayor operador de la industria de casinos en Latinoamérica resultante de la fusión de Dreams S.A. y Enjoy S.A. La nueva líder del sector estará compuesta en un 64 % por Dreams, controlada por el grupo Fisher y por Enjoy el 36 % restante.

 

Enjoy S.A por su parte, incursión en el país con la operación de un Casino en el Decamerón de San Andrés entre 2016 hasta su cierre en 2018.

 






En Santa Marta, recaudaban $20’000,000 Diarios 

Porque se demoran las entregas,la gran crisis de los chips

Las autoridades de Santa Marta capturaron a un hombre con elementos para juego ilegal en Ciénaga, Magdalena. Al registrarse un allanamiento de una vivienda ubicada en la carrera 20 entre calles 16B, de este municipio.

 

 

Durante el procedimiento judicial se decomisaron 17, 55.000 boletas, 2200 fracciones de rifa ilegal de razón social ‘Los Amigos’, 4 megafonos, una balotera, 12 gorras marcadas de rifa, 22 chalecos, 20 sellos. 10 rollos de cinta transparente, 10 tintas de impresión, 5000 folletos publicitarios y 105.000 pesos en efectivo. De acuerdo con la Policía, estos elementos incautados están avaluados comercialmente en $52.000.000.

 

Así mismo, las autoridades lograron establecer que esta rifa ilegal se comercializaba en varios municipios del departamento, logrando captar una venta diaria de $20.000.000 sin la debida autorización de Coljuegos. Los elementos incautados y la persona capturada fueron dejados a disposición de la Fiscalía General de la Nación en los calabozos de la Unidad de Reacción Inmediata (URI).

 





 

 

El capturado fue presentado ante un juez de la República para que responda por el delito que se le señala.






El mundo del póquer ha llegado al final de una era con la WSOP 

Porque se demoran las entregas,la gran crisis de los chips

El mundo del póquer ha llegado al final de una era con las World Series of Poker (WSOP) que concluyen su último evento con brazalete en el Rio All-Suite Hotel & Casino.

 

El próximo verano, la serie se trasladará al Strip de Las Vegas, la primera vez que las WSOP se celebrarán en otro lugar que no sea el Río desde 2004, cuando se celebraron en el centro de Binion.





 

El 3 de junio de 2005, Anthony Nguyen se hizo con el torneo de 500 dólares de Casino Employees No-Limit Hold'em, el primer brazalete que se ganó en el Rio, que en aquel momento era propiedad de Harrah's Entertainment, que posteriormente se convirtió en Caesars Entertainment. Allen Cunningham fue el primer jugador en ganar un brazalete abierto en la propiedad cercana a la Franja, tras ganar un torneo de NLH de 1.500 $ dos días después de la victoria de Nguyen.

 

El último brazalete ganado en el Rio, de un total de 1.030 otorgados, se produjo el martes, con la victoria de Boris Kolev en el Evento nº 88: $5.000 8-Handed No-Limit Hold'em, exactamente 6.019 días desde que el casino fuera de la Strip abrió sus puertas por primera vez a las World Series of Poker.





 

Entre el primer campeón y el último ganador ha habido más momentos memorables de los que podemos contar. Pero hemos encontrado algunas estadísticas interesantes sobre las WSOP durante la era del Río, empezando por el G.O.A.T. de las WSOP, Phil Hellmuth, que es el único jugador que ha ganado más de cinco brazaletes en el complejo propiedad de Caesars.

 

Hellmuth, que ganó su decimosexto brazalete el mes pasado en el Evento nº 31: $1,500 No-Limit 2-7 Lowball Draw, coleccionó seis brillantes brazaletes de oro en el Río.

 






China vuelve a curentena tras aumento de casos de COVID-19 

Porque se demoran las entregas,la gran crisis de los chips

A lo largo de la emergencia de Covid en Gran Bretaña, el público ha apoyado de forma abrumadora las medidas drásticas pero necesarias para combatir el virus, incluso a costa de su libertad personal.

Cuando la variante Alpha amenazó con paralizar el NHS en enero, el 85% de la gente apoyó el bloqueo -lo más universal que se puede conseguir en una sociedad democrática- y sólo el 11% se opuso, y de ellos algo más de la mitad se opuso firmemente.

 

 

 

Desde el principio, la crítica predominante entre el electorado ha sido que la administración de Boris Johnson ha sido demasiado lenta y blanda a la hora de reaccionar: en las primeras semanas de la crisis, dos tercios creían que debería haber actuado más rápido.

 

 

Sin embargo, desde que Omicron reavivó la amenaza de Covid, ese consenso se ha derrumbado. La semana pasada, sólo el 23% de los adultos de Inglaterra apoyaba el cierre de pubs, casinos y restaurantes, el 26% respaldaba que no se permitiera a la gente reunirse en el interior con personas ajenas a su hogar, y había una división equitativa respecto a los grandes eventos deportivos y de entretenimiento. Es posible que estas cifras se inclinen más a favor de las restricciones a medida que los casos sigan aumentando, pero la diferencia con respecto al año pasado es notable. El apoyo del público, a menudo militante, a las medidas autoritarias se ha desintegrado.

Los dilemas centrales de la pandemia siguen existiendo. ¿Cómo mantener los casos lo más bajos posible, por encima de todo para evitar que el panorama se vea tan abrumado por los pacientes de Covid que no pueda realizar su función básica? Evidentemente, hay un punto en el que las restricciones serían inevitables, y el desfase entre las infecciones y la posterior hospitalización y muerte hace que sea difícil determinar ese punto y venderlo al público.

 

Pero debemos reconocer que el menguante apoyo del público en general no puede descartarse simplemente como negacionismo de Covid. No es de extrañar que las encuestas muestren que los jóvenes son los que más se oponen a las nuevas restricciones. Han actuado como un cordón sanitario para proteger a las personas mayores y médicamente vulnerables.

 

Aunque no hay que desestimar la amenaza de una larga Covid para los jóvenes, el riesgo para sus vidas ha sido muy bajo. Sin embargo, se ha criminalizado la capacidad de socializar o establecer relaciones en sus mejores años; se ha lesionado su educación; se ha dañado su salud mental más que la de las generaciones mayores.

 

El problema no es que el público ya no quiera detener Covid, sino que el contrato social que apuntalaba la pandemia se ha hecho añicos. El apoyo abrumador al bloqueo persistió durante tanto tiempo porque parecía haber una vía de salida estable: que la vacunación masiva de la población protegería de la amenaza del colapso relacionado con el Covid.

 

Ahora esa certeza se ha evaporado, el final del juego ya no parece seguro y se cierne la perspectiva de las restricciones abiertas. El hecho de que los responsables de diseñar las normas y exigir la aquiescencia del público no las cumplieran ellos mismos -mientras se perseguía ilegalmente a las personas sin hogar por romper el bloqueo- perjudicó aún más el contrato.

 

China vuelve a curentena tras aumento de casos de COVID-19

 

China, que se prepara para los juegos olímpicos de invierno que se celebraran durante febrero en Pekín, ha tenido una tendencia a la alza en los casos de COVID-19 obligando a las autoridades a re-imponer medidas estrictas de confinamiento para evitar el esparcimiento de esta nueva sepa y con ello, un caos nuevamente en su capacidad hospitalaria.

 

De esta forma, las autoridades chinas impusieron este viernes un confinamiento en Xi'an (norte del país), una ciudad de 13 millones de habitantes, quienes deben "permanecer en sus casas salvo razón imperativa", de acuerdo al comunicado en el que precisan que solo una persona por hogar está autorizada a salir a hacer las comprar "cada dos días".

 

Xi'an reportó al 21 de diciembre, un total de 97 casos nuevos que completan la lista de 100 mil casos. China se mantiene en alerta por los brotes locales de covid-19 en varias ciudades al acercarse los Juegos de Invierno Pekín-2022, en febrero.

 

 

 

En esta localidad se comenzó a realizar pruebas a todos sus habitantes, el pasado martes. Unas 90 zonas residenciales fueron confinadas, aunque no se precisó cuántas personas están afectadas por la medida.

 

Desde el miércoles por la mañana, los habitantes de Xi'an no pueden salir de la ciudad por tren sin una carta oficial que indique que el viaje es esencial. Las terminales de autobuses de larga distancia fueron cerradas y las autoridades establecieron puestos de control de enfermedades en las carreteras alrededor de Xi'an, según el gobierno.

 

Más de 85 por ciento de los vuelos hacia y desde el principal aeropuerto de la ciudad fueron suspendidos.

 

Finalmente, dentro de la ciudad se redujo la capacidad máxima de los buses y trenes y se cerraron las escuelas. Incluso, la ciudad sureña de Dongxing ordenó el martes a sus 200.000 pobladores permanecer en casa tras detectarse un solo contagio.

 

 






Inician cierres de Casinos por COVID-19  

Porque se demoran las entregas,la gran crisis de los chips

Quebec ha anunciado la reintroducción de las contramedidas Covid-19 debido al rápido crecimiento de los casos. El ministro de Sanidad, Christian Dube, ha anunciado que los bares, cines y locales de ocio deben cerrar. Los restaurantes funcionarán con una capacidad reducida y deberán cerrar a las 10 de la noche.

 





 

Las escuelas primarias y secundarias cerrarán hasta el 10 de enero. Seguirán siendo accesibles hasta las vacaciones sólo para la vacunación y las pruebas rápidas de los estudiantes. Los eventos deportivos profesionales o amateurs se celebrarán sin público. Los gimnasios y balnearios también estarán cerrados. El trabajo a distancia, que antes ya se recomendaba, será ahora obligatorio.

 

Dijo Dube: "Con el aumento de casos y hospitalizaciones, debemos poner en marcha nuevas medidas. Sé que la situación es dura, pero ahora es el momento de nuevo de no desanimarse, sino de ser fuertes".

 





 

 

En Quebec se registraron 4.571 casos de Covid-19 el lunes, un nuevo récord en un solo día desde el comienzo de la pandemia.

 





ESTO LE PUEDE INTERESAR
Porque se demoran las entregas,la gran crisis de los chips
Los sectores automotor, electrónico y manufacturero enfrentan una crisis a nivel mu...
EL MARKETING DE CASINO EVOLUCIONA Curso avanzado de Marketing de Casino en tres entregas.
Esta vez les traemos un especial sobre el marketing de casino, donde daremos con las pauta...
INSCRÍBETE AQUÍ
TE MANTENDREMOS INFORMADO
Teléfonos​:

(57​​1) 7568829 - 3606414 - 3606415 FAX (57 1)​ ​3605027

Sedes:

Bogotá / Medellín / Cali / Pereira / Barranquilla

Bienvenid@ a Mundo Video Corporation
Diseñado y desarrollado por Keyframestudio.co